. . .

Por Guillermo Pimentel Balderas

¡Sí hay tiro!

De que hay dimes y diretes, los hay. Priistas y morenistas se hacen pedazos entre ellos mismos.

Tanto en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) como en el de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) hay cañonazos de “fuego amigo” o, tal parece, se entiende de esta manera por los ataques entre correligionarios. Por algo, está registrado públicamente que Morena es el “basurero priista”.

Van ejemplos. La diputada federal priista Lorena Piñón se fue, duro y a la cabeza contra su afín de partido, la senadora Claudia Ruiz Massieu y, todo, por atacar, ésta, a Alejandro Moreno, el muy criticado “Alito” y, todavía dirigente del tricolor. La acusó de ¡estar haciéndole el trabajo sucio a Morena!

Hace días, once ex dirigentes priistas que tuvieron una reunión con Alito, contada Ruiz Massieu, le recomendaron renunciar a la dirigencia. La que más insistió fue Claudia y entonces, por esto, fue que la diputada calificó a la insistencia del familiar de Carlos Salinas de Gortari como un acto a favor del partido del presidente López Obrador.

Inclusive, Piñón aseguró que Claudia tiene intenciones de tomar el timón del PRI –nuevamente- para romper internamente la coalición “Va por México” e imponer intereses personales en las elecciones de 2024. O sea que, la sobrina de Salinas de Gortari, como secretaria general y presidenta del partido en 2018, fue tan culpable en la derrota de José Antonio Meade a la presidencia frente a López Obrador y ahora se quiere curar en salud. Pero, lo cierto es que en medio de este borlote priista, el Consejo Político del tricolor dio su respaldo a Alito.

Patadas y mordiscos morenos

En tanto, en Morena, sigue la mata dando, pues no solo Alejandro Rojas Díaz Duran critica a sus dirigentes de partido, y a otros más, sino que también lo hacen John Ackerman, Víctor Toledo, Jaime Cárdenas, Paco Ignacio Taibo II e Irma Eréndira Sandoval, entre otros, como quedó registrado en la 1a. Convención Nacional Morenista –en el Monumento a la Revolución, el pasado mes de febrero-, en la cual demandaron la destitución de Mario Delgado y Citlalli Hernández por considerar que no hay congruencia y legalidad.

La ex titular de la Secretaria de la Función Pública, como oradora del evento, advirtió que Morena ha sido capturada en la mediocridad burocrática, el autoritarismo y la simulación y que, podría terminar por sucumbir ante el neoliberalismo. “Hoy, el neoliberalismo quiere apoderarse de nuestro partido pero las bases no lo debemos, ni lo vamos a permitir”, expuso Sandoval.

Ahora, quien se ha dedicado a amonestar a sus correligionarios morenos es Alejandro Rojas Díaz Duran –por medio de redes sociales-, quien le tira fuerte y sin contemplaciones, en esta ocasión, a Cuitláhuac García, el que se dice llamar gobernador de Veracruz pues, le dice:” le salió el tiro por la culata” y asegura que no dio resultado su embestida contra el proyecto presidencial de Ricardo Monreal al “secuestrar” a José Manuel del Río Virgen.

Ahora, de tal modo que, el gober precioso jarocho, dice, fortaleció la posible candidatura a la gubernatura de este acribillado y mancillado estado, del secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado, por Movimiento Ciudadano, con el alto riesgo de una contundente derrota de Morena en 2024. ¡Ojalá!  

Correo: delaciudad008@gmail.com

GPBalderas
A %d blogueros les gusta esto: